Conservación Marina y Costera en Chile: trayectoria institucional, innovaciones locales y recomendaciones para el futuro

La REDPARQUES y la Red Iberoamericana de Investigación en Ambiente Sociedad en una alianza estratégica pretenden realizar una serie de encuentros con la finalidad de discutir el desarrollo de la conservación marina en el continente. De esa forma se dará inicio a una serie de Simposios. Con esa finalidad se está convocando al primer encuentro que se realizará en Santiago de Chile. En dicha ocasión se presentará para discusión la evolución de la conservación marina y costera en Chile, desde una perspectiva de las innovaciones locales y la contribución de los actores locales ciudadanía y gobiernos municipales en la búsqueda de la conservación y uso sostenible de la biodiversidad marina y costera.

En América Latina existen 683 Áreas Marinas y Costeras Protegidas (AMP), de las cuales 26 se encuentran en la Zona Económica Exclusiva de Chile y su mar territorial. Las AMPs chilenas cubren una superficie de 150.988 km² que representan 4,3% de los 3.681.989 km² de área marina de Chile. La mayor parte de este porcentaje está representado por el Parque Marino "Motu Motiro Hiva", creado el año 2010, que protege 150.000 km² en la zona adyacente a la Isla de Sala y Gómez (Sierralta et al., 2011). En contraste, el litoral central de Chile, uno de los hot spots de biodiversidad a nivel mundial, también es la región con mayor densidad poblacional y donde se concentran las actividades económicas del país, y donde el número y la magnitud de áreas marinas protegidas se encuentran al mínimo. Estos hechos hacen evidente la tensión entre el desarrollo económico y la conservación de la biodiversidad en el país (Fernández y Castilla, 2005).

La construcción de una Política Nacional de Conservación Marina en Chile, que incorpore las diferentes categorías de protección y objetivos de la conservación, aún es una tarea pendiente y los esfuerzos gubernamentales parecen caminar en esa dirección. Mientras el establecimiento de un organismo de gestión de la conservación y de un sistema integrado de áreas protegidas ha permanecido como proyecto de ley en el Congreso Nacional por cuatro años, diversas iniciativas municipales han movilizado a los actores y las comunidades locales con el objetivo de proteger su patrimonio marino natural y cultural. Estas iniciativas muestran los desafíos que la conservación marina enfrenta en Chile y las alternativas que se abren para su desarrollo.

El nuevo Gobierno, que asumió sus funciones en marzo del 2014, ha incluido como una sus medidas para los primeros 110 días de gestión la creación del Servicio Nacional de Biodiversidad y Áreas Protegidas. Se espera que la nueva iniciativa se tramite con mayor agilidad en este nuevo período, para que finalmente se pueda contar con una institucionalidad que fortalezca el sistema de Áreas Marinas Protegidas.

Programa del Simposio: Conservación Marina y Costera en Chile: trayectoria institucional, innovaciones locales y recomendaciones para el futuro - AQUÍ.